Este cuchucho llegó al Zoológico a principios del 2020, presentando quemaduras que abarcan todo su dorso. En la clínica se le colocó protección sobre sus vendajes para que no se los quite, recibió cuidados diarios, revisión de sus heridas y cambio de vendas. El enriquecimiento animal es una herramienta muy útil para distraerlo y para que el tratamiento tenga buenos resultados. Al tener unas mandíbulas e incisivos muy fuertes buscamos un enriquecimiento resistente, por esta razón usamos juguetes de la marca del modelo Kong Extreme. Así pudo entretenerse sin el riesgo de romper sus juguetes y olvidarse de sus vendajes que evitaron que su herida se contamine.
#Zoolidarízate