Milagros es una yegua muy consentida en el Zoo, y un día tuvo que recibir un tratamiento médico de urgencia porque tuvo un cólico intestinal severo. El equipo veterinario efectuó un lavado gástrico bajo sedación en este animal, con el apoyo de una especialista en caballos.
A las yeguas y caballos les relaja que les peinen, por lo que decidieron hacerle unas trenzas a Milagros para que esté tranquila y poder aplicarle el tratamiento que necesitaba. Ella sufrió mucho maltrato antes de llegar al Zoo y, debido a ello, su manejo siempre ha sido un desafío.
La atención que recibió Milagros ha presentado buenos resultados, y ahora ya está mucho mejor.
Tareas como esta son cotidianas en el Zoo, y una de las razones por las que requerimos recursos permanentes para poder sustentarlas. Las visitas al Zoo y las donaciones hacen posible que podamos seguir trabajando por el bienestar de la fauna silvestre.
#Zoolidarízate