El QuitoZoo afrontó retos importantes en el 2023

diciembre 29, 2023

A lo largo de este año, el equipo del Zoológico de Quito ha asumido con mucha responsabilidad y profesionalismo una serie de desafíos que acarrea la misión de este centro de rescate. La visita de aproximadamente 180.000 personas en estos doce meses ha sido el principal sustento de la atención diaria a una población de 1941 animales que representan a aproximadamente 70  especies nativas que se refugian en el parque, clínica y zona de cuarentenas.

El fomento constante del bienestar animal y la educación para la conservación son los ejes fundamentales de la labor del QuitoZoo, y en ese contexto, a continuación te contamos los hechos más destacados de este 2023.

Una nueva especie habita en el QuitoZoo

Desde marzo de este año refugiamos a dos Cocodrilos de la Costa (Crocodylus acutus). Esta es una especie que habita por primera vez en el Zoológico de Quito, para lo que fue necesaria la construcción de un recinto de 300 m2. A través de este espacio cruza una poza en forma de S, con capacidad para alrededor de 70 m3 de agua con una temperatura de entre 24 y 26 grados centígrados, generados con un sistema de calefacción que es parte de la infraestructura básica para este recinto, donde también existen orillas de tierra y césped donde los animales se asolean.

Estos cocodrilos adultos, un macho y una hembra, se mantenían bajo cuidado humano en el zoológico El Pantanal de Guayaquil y su traslado hasta Guayllabamba tuvo el objetivo de promover mayor conocimiento de esta especie entre los visitantes del QuitoZoo y la ciudadanía en general. Desde su llegada han recibido una atención especial por parte de zoocuidadores, zoocuidadoras y equipo veterinario, para garantizarles el bienestar como el resto de animales que habitan en el zoológico.

Haz click en el collage para ver una zoonoticia sobre los cocodrilos del Zoo.

Especialización del equipo de Educación

Nuestro equipo de Educación para la Conservación culminó un proceso de especialización en Educación Ambiental con Proyecto Ambiental Escuela desde Argentina. Fue una experiencia virtual desarrollada durante un año a través de varios módulos, que se basa en una metodología que prioriza el contacto con la naturaleza desde las emociones genuinas que esta nos despierta, para que esa sensibilidad sea la esencia de la labor educativa del QuitoZoo con la comunidad.

La formación continua de los integrantes del equipo de QuitoZoo nos permite plantear y replantear constantemente las estrategias y metodologías para trabajar con la gente, desde niños hasta adultos. La educación experiencial es la base principal de este eje en el que cada actividad es un nuevo aprendizaje.

Mira en el siguiente video lo más importante sobre la especialización de nuestros educadores y educadoras:

Un oso rescatado del mascotismo llegó al QuitoZoo

La población del Zoológico de Quito tiene nuevamente un oso andino. Se trata de “Timoleón”, nombre de manejo asignado a este animal que fue mascota de una colección privada, hasta que fue trasladado hacia el Bioparque Amaru en Cuenca, donde se mantuvo durante algunos años bajo cuidado profesional. Desde finales de julio del 2023, “Timo”, nombre abreviado con el que se le identifica en el QuitoZoo, habita en el espacio destinado para esta especie en este centro de rescate.

A partir de su llegada, este oso de anteojos ha afrontado una etapa de adaptación muy rigurosa, que es parte de un proceso integral planificado y coordinado entre el Zoológico de Quito y el Bioparque Amaru. Este ha abarcado el chequeo médico preventivo que se efectuó antes de su salida de Amaru, su traslado desde Cuenca hasta Guayllabamba en un vehículo adecuado para transportar un animal como Timo, hasta su aclimatación y familiarización con su nuevo hogar, donde comparte el espacio con dos cuchuchos (Nasua nasua).

Entérate más sobre la llegada y adaptación de Timo, haciendo click en la imagen.

Waylla se ejecutó con éxito en Guayllabamba

Waylla es un programa educativo de Quito Biodiverso, proyecto de la Fundación Zoológica del Ecuador, desarrollado para promover un mayor conocimiento y valoración del patrimonio natural quiteño. Se llevó a cabo durante 9 meses y fue posible gracias al financiamiento y asesoría técnica del Fondo Ambiental y de la Secretaría de Ambiente Quito. 

Fue un proceso de educación ambiental que nos permitió compartir aprendizajes significativos con niños, niñas y representantes de la comunidad de Guayllabamba. Conocimos de cerca el río Coyago y su problemática, a través de encuestas sobre percepción ambiental. Pudimos identificar interesantes datos sobre la cultura ambiental de la zona y creamos un Programa de Educación Ambiental que pudimos implementar para 26 niños de sexto y séptimo grado, de la escuela República de Colombia, con el uso de más de 30 recursos didácticos en 3 salidas pedagógicas experienciales y 10 encuentros en la escuela. Además, 32 representantes de Comités Barriales, GAD de Guayllabamba y Juntas de Agua, participaron igualmente en dos talleres para aproximarse al contexto de Waylla. Nuestro objetivo fue crear un cambio de comportamiento sobre los hábitos de consumo y relación con el entorno.

En el video a continuación puedes observar lo más importante de la ejecución de Waylla:

Fortalecimos el vínculo con el Zoológico de Karlsruhe

Año tras año, nuestro trabajo cuenta con la importante referencia de la labor que se desarrolla en el Zoológico de Karlsruhe (Alemania), a través del intercambio entre miembros de los equipos de cada institución, quienes cumplen con pasantías para colaborar en las tareas cotidianas. Este año, Tania Rojas, zoocuidadora del QuitoZoo, tuvo la oportunidad de viajar a Karlsruhe para desarrollar el mismo oficio que cumple aquí junto a sus colegas alemanes, compartiendo conocimiento y aprendiendo aspectos nuevos para su trabajo diario.  Por su parte, Marco Roller y Dillon Schalber, veterinario y zoocuidador del Zoológico de Karlsruhe, llegaron hasta el Zoológico de Quito para colaborar igualmente en las labores diarias de este centro de rescate.

Este año también recibimos la visita de directivos del Zoológico de Karlsruhe, quienes pudieron observar de cerca cómo se desarrolla la gestión diaria en el QuitoZoo. Nuestros representantes, mientras tanto, conocieron de primera mano los importantes criterios y conocimientos sobre el trabajo que se efectúa en esa institución de Alemania. 

Haz click en la imagen a continuación para ver un video acerca de la experiencia de Tania Rojas en su pasantía en Alemania:

Hemos conformado grupos entre algunas especies

En uno de los recintos de primates del QuitoZoo conviven un mono araña de vientre amarillo (Ateles belzebuth) y dos monos chorongos (Lagothrix lagothricha) hembras. Aunque los primates, en general, son sociables, estas especies no se juntan en vida silvestre, por lo que nuestro equipo de Bienestar Animal trabajó rigurosamente durante algunos meses para lograr este objetivo, a través de un proceso progresivo de acercamiento entre los individuos, así como de observación cuidadosa del comportamiento de cada animal, para asegurar una convivencia tranquila.

Por otro lado, los cusumbos (Potos flavus) que refugiamos en el QuitoZoo conforman ahora un grupo muy especial. Son dos hembras adultas, dos hembras juveniles y un macho también juvenil, este último recibido con escasos días de nacido a inicios de este año. Sus zoocuidadoras son muy felices observándoles comer, trepar los troncos instalados en el hábitat adecuado para esta especie y, en general, cohabitar este espacio donde descansan gran parte del día, ya que son animales nocturnos.

Además, en el recinto de monos cotoncillos rojos (Plecturocebus discolor), donde habitan 4 individuos de esa especie, también se refugia a un coatí andino (Nasuella olivacea) hembra, también conocido como cuchucho. La convivencia de estos animales de especies diferentes igualmente no presenta inconvenientes, gracias al trabajo planificado que se efectuó para lograr juntarlas en un espacio común.

Haz click en el collage y mira un video del momento en que dos de los cusumbos neonatos rescatados se juntaron por primera vez.

Segunda edición de Música por el Cóndor

El viernes 7 y sábado 8 de julio del 2023, el parque La Carolina fue el escenario de la segunda edición de Música por el Cóndor, un evento organizado por el QuitoZoo para reafirmar el compromiso por valorar y proteger a esta especie en peligro crítico de extinción en nuestro país. Disfrutamos de un emotivo momento con Taller La Bola, en una actividad donde la participación de cada asistente fue imprescindible. 

La finalidad de este espacio creativo fue desarrollar, en comunidad, instrumentos de viento con formas de animales. El barro, un elemento característico de las culturas ancestrales de nuestro país, fue la materia prima de una actividad donde se juntan manos, unen generaciones y despiertan sensibilidades auténticas por la conservación del cóndor andino, con arte de por medio. Los asistentes participaron con todo el entusiasmo de este espacio colectivo, donde también contamos con la presencia de representantes de la Secretaría de Ambiente del Municipio de Quito.

Mira en este video lo más importante de este evento que lo disfrutamos en comunidad.

Nuevas especies se sumaron a nuestra población

Los visitantes del QuitoZoo han podido conocer este año a especies que refugiamos por primera vez: Gallinazo rey (Sarcoramphus papa), Capibara (Hydrochoerus hydrochaeris) y Tamarín ensillado de dorso rojo (Leontocebus lagonotus). 

Un gallinazo rey juvenil llegó desde el Eco Zoológico San Martín de Baños, donde nació hace casi tres años. Tras un tiempo de observación minuciosa en la zona de cuarentena de la clínica del QuitoZoo se pudo asegurar una adaptación normal y ahora cuenta con su propio recinto.

El capibara, por su parte, que es el roedor más grande del mundo, es un individuo que llegó rescatado a inicio de año desde el Coca Zoo, en la provincia de Orellana. Igualmente afrontó un proceso de adaptación con nuestro equipo de Bienestar Animal, para integrarse a la población de este centro de rescate. 

En el caso del Tamarín ensillado de dorso rojo (Leontocebus lagonotus), contamos con dos individuos de esta especie, que llegaron rescatados del mascotismo. Este es un primate llamativo por la variedad de colores en su pelaje y por su tamaño pequeño, cuya longitud puede extenderse entre los 17 y 27 cm, mientras su cola, que no es prensil, alcanza hasta los 32 cm, aproximadamente.

Mira cómo fue el traslado del capibara al recinto donde ahora habita, haciendo click en la imagen.

Miles de animales fueron trasladados y reinsertados

Durante el 2023 llegaron 1629 animales llegaron a nuestra clínica por diferentes circunstancias, como intentos de cacería, rescates en situación de grave riesgo para su vida, decomisos de la autoridad ambiental, mascotismo, entre otras. Han sido primates, reptiles, aves y mamíferos que han afrontado diversos procesos de rehabilitación, para mantenerse bajo nuestro cuidado profesional, para ser reinsertados en su hábitat o trasladados a otros centros de rescate, siempre en coordinación con las autoridades ambientales.

En total, hasta noviembre del 2023 se contabilizaron 1315 traslados y liberaciones de animales hacia diferentes instituciones en el país o a lugares identificados como hábitat de los animales reinsertados, los cuales siempre están cerca de las zonas donde son rescatados. Es importante recordar que los individuos que no pueden ser reinsertados permanecen bajo cuidado profesional del equipo del Zoológico de Quito, ya que el mascotismo, el tráfico o las diferentes situaciones por las que llegaron, generaron efectos irreversibles que acabaron con sus capacidades para volver a su hábitat.

Haz click en el collage y conoce el caso del chucuri (Mustela frenata) que se recuperó y creció hasta estar listo para volver a su hábitat.

La atención veterinaria es un eje crucial

El QuitoZoo es un centro de rescate en el que su clínica es un lugar fundamental, ya que allí se llevan a cabo diferentes tipos de intervenciones, para pequeños y grandes animales, cuya prioridad es la misma en todos los casos. Este año se han desarrollado diferentes intervenciones para una parte de animales de la población fija del zoológico y también para animales rescatados que han llegado con la Unidad de Policía del Medioambiente y funcionarios del Ministerio de Ambiente, Agua y Transición Ecológica (MAATE).

Cocodrilos, tapires, guacamayos, zarigüeyas, boas, anacondas, gavilanes, venados, quilicos, entre tantas especies más, constan entre los casos que nuestro equipo veterinario ha asumido este año, frecuentemente apoyado por especialistas externos de ecografía, rayos X, anestesiología, odontología, oftalmología, entre otras ramas. Además, pudimos colaborar con el Bioparque Amaru en sus instalaciones, para efectuar chequeos médicos preventivos a cuatro osos de su población, incluyendo Timo, antes de su viaje hacia Quito.

Existieron casos complejos, como los de dos tapires de montaña de pocas semanas de nacidos, que llegaron con heridas severas causadas por mordeduras de perros, que no pudieron recuperarse por la condición grave en la que llegaron. Pero también casos esperanzadores, especialmente de otros neonatos, como el chucuri o cusumbos, que en el primer caso pudo ser reinsertado y en el segundo, ahora forman parte de la población del QuitoZoo. 

Te invitamos a ver una zoonoticia sobre el cuidado especial que requieren los animales recién nacidos que llegan rescatados hasta nuestra clínica. Haz click en este collage.

El rol de los zoológicos fue destacado por la UICN

La Comisión para la Supervivencia de las Especies (CSE) de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) destacó que la investigación, la educación comunitaria, el cuidado veterinario especializado, las traslocaciones o reintroducciones de animales, que cumplen zoológicos, acuarios y parques botánicos en el mundo, son fundamentales para conservar especies, muchas en peligro de extinción. Esto se resaltó oficialmente a través de una declaración oficial que la UICN hizo pública este año.

Además de la labor que se cumple casa adentro, también es importante trabajar en alianza con otras instituciones dentro y fuera del país, un aspecto que para el Zoológico de Quito no es ajeno. Igualmente, ser miembro acreditado de la Asociación Latinoamericana de Parques Zoológicos y Acuarios (ALPZA) es un valor agregado para la labor del QuitoZoo, ya que resulta esencial compartir experiencias con organizaciones colegas de la región con las que compartimos objetivos comunes y funciones similares, como las que destaca la UICN.

Para conocer la Declaración completa, haz click en el collage continuación:

Convenio con la EPMMOP innovará infraestructura del QuitoZoo

Este año, el Zoológico de Quito estableció un acuerdo con la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (EPMMOP) para ejecutar algunos proyectos de construcción dentro del parque, siempre enfocados en brindar seguridad y comodidad al visitante, así como bienestar animal a la población de este centro de rescate. Además, durante todo el 2023 se han realizado adecuaciones en varios espacios del zoológico, como la implementación de más zonas de descanso, instalación de señalética actualizada, construcción de un huerto en la zona de granja, entre otras obras.

Haz click en la imagen para descargar el calendario.

Noticias relacionadas